“Madurez intergeneracional”

I’m With You – Red Hot Chili Peppers (2011)

Que fácil es dejar huella en la música durante una década, eso lo han logrado muchas bandas en el Rock, sin embargo ¿Que les parece dejar huella a lo largo de tres generaciones de una manera distinta? Eso sin duda no resulta nada fácil hoy en día, y menos tratándose de una banda que ha tenido tantas complicaciones como lo son los Red Hot Chili Peppers.

En los 80s estaban dedicados a crear Punk-Funk rebelde y sin ningún sentido (Freaky Styley y The Uplift Mofo Party Plan), así lograron imponer moda con su singular estilo al tocar en vivo con tan solo un calcetín cubriendo sus partes íntimas, luego vendrían los 90s y la necesidad de vomitar la resaca fiestera que la década pasada había dejado con todas sus adicciones llevadas al límite (Blood, Sugar, Sex, Magic y Californication), el momento en el que la banda sentó cabeza y empieza a hacer de las suyas en el ámbito comercial, ya consagrados en los 2000s la banda se da el lujo de experimentar un poco y hacerla de padrinos de la nueva venida de Rock Independiente, esos álbumes (By The Way y Stadium Arcadium) muestran el momento en el que su Funk se estilizo y quizá ‘Popeo’ un poco pero hizo buen papel, es así como llegamos al 2011, año en el que los Red Hot Chili Peppers deciden comenzar su 4to reinado en el Rock Alternativo, no me van a negar que se trata de una banda que ya tiene bien ganado su lugar en el estante de leyendas.

Este disco intenta algo diferente, regresan al Funk que tanto se veía influenciado por músicos como James Brown o Sly and The Family Stone, sin embargo con una propuesta un poco diferente, un nuevo guitarrista que no sabe tocar buenos solos, sin embargo que da oportunidad a buenos jams y a demostrar las cualidades de los otros 3 músicos, metámonos al inicio de esta nueva generación…

Un inicio que viene a recordarnos por que amamos tanto a esta banda: “Monarchy of Roses” la singular técnica de Flea al bajo y la voz de Anthony se hacen notar y se mezclan en una licuadora con la distorsión de la guitarra, la importancia que tiene la batería queda impresa en “Factory of Faith” mientras John Klinghoffer trata de impresionar en la guitarra sin lograr mucho éxito, la necesidad de mostrar la habilidad en el terreno acústico llega con “Brendan’s Death Song” y su nostalgia 90tera que se entrevé gracias a la letra, lo mejor es la especie de jam que hay en la mitad de la canción.

“Ethiopia” es de esos temas clásicos de los Red Hot donde Flea se luje con el bajo desde el principio y sincroniza perfectamente con la guitarra, y la verdad es que esta vez John logra hipnotizarnos por un buen rato a pesar de ser un tema corto, “Annie Wants a Baby” cae un poco en la monotonía sin brindar nada nuevo pero dándonos un letra para reflexionar sobre el mundo actual, muy melódico y entretenido aun así, es en “Look Around” en donde se expresa esa simpatía Funk tan inmersa en la banda que tanto video como canción ya se han vuelto de mis favoritos del año pasado, viene “The Adventures of Rain Dance Maggie” para cerrar la primera mitad del disco, ese ritmo que tanto se nos pego todo el verano mientras oías a Chad Smith tocar su cencerro, la excelente melodía de esta canción y un pequeño riff de guitarra logran ponerla como la mejor del disco sin duda alguna.

Regresamos al Funk puro en “Did I Let You Know”, que logra tener pasajes de explosión donde John muestra la influencia de su maestro Frusciante, la trompeta es un elemento que rompe con esa monotonía brindándole un ritmo semi-caribeño, “Goodbye Hooray” tiene el defecto de no parecer un tema escrito por los Red Hot, sin embargo no por eso es un tema malo ya que tiene mucha intensidad y un solo de bajo bastante impresionante, “Happiness Loves Company” parece ser de esos temas en los que quieres marchar al ritmo del teclado aunque admitámoslo el teclado no le va muy bien a los Peppers aunque se agradece la referencia a Frank Zappa, “Police Station” es ese intento por hacer que la nostalgia toque nuestros corazones y nos olvidemos de que estamos tratando de escuchar un disco de una banda de Funk Rock.

Y la verdad es que el cierre no logra convencernos mucho ya que “Even You Brutus?” parece ser mas hip-hop que funk aunque si tomamos en cuenta que el Funk es el genero madre podemos decir que la banda reinventa este concepto de una manera muy peculiar, eso si batería, guitarra y bajo se encuentran siempre en su lugar, es así como “Meet Me On The Corner” suena tranquila, sobria y de cierto modo predecible, aunque no deja de ser buen tema, escuchemos “Dance, Dance, Dance” y olvidémonos de los puntos malos del disco, aquí hay Funk y del bueno, del que no se desperdicia, recordemos que los Red Hot Chili Peppers son una banda que todavía tiene mucho por dar y no es cuestión de que te gusten sus albums o no, se trata de reconocerlos como una banda que ha logrado impregnarse en la sociedad de maneras distintas, que ha madurado y que sigue viva pese a los obstáculos del pasado.

Por Mike Hdz

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: