Archivo | Articulos RSS for this section

Duelo de Gigantes


“Dos bandas que predican sobre un rock casi olvidado por nuestro presente indie, uno de la vieja guardia concebido y bautizado en “corriente”. Chickenfoot y Van Halen , volvieron para mostrarnos como suena el hardrock de vieja guardia, impresiones a toda velocidad y mucho, mucho sudor en sus canciones”

"El rock setentero y ochentero parece tomar un poco de aire de la mano de dos exponentes que si algo saben, es del genero"

Una en el nicho de las “dudosas” superbandas, la otra forma parte de esos grupos que bien se han ganado el rotulo de grandes, por sus tremendas contribuciones al rock n’roll. ¿Qué tienen en común?, pues bastante. No solo estructuralmente hablando, donde Chickenfoot esta conformado por dos Ex Van Halen, sino también por el sentido musical en el que han incurrido con sus dos ultimas entregas. Placas poderosas donde la inclusión de riffs parece un absoluto, discos veloces y sin respiro. Un vértigo que es absolutamente bienvenido tomando en cuenta el bagaje que tienen en el cuerpo sus músicos, con varios años de circo encima se agradece el no echarse en los laureles .

Chickenfoot , esta compuesto por Sammy Hagar , Michael Anthony (Van Halen) en voz y bajo, Joe Satriani (G3, Deep Purple) en guitarra y en batería Chad Smith (Red Hot Chili Peppers). Como se deduce cada integrante con un historial tremendo tras de si, y aunque se pueda intuir alguna artificialidad en el ejercicio, es realmente un vicio del que se eximen con soltura. Digamos, desde la indecisa formación que incluía a gente de la talla de Neal Schon, Deen Castronovo o Slash no hacían intuir una postura seria en el futuro de Chickefoot, no obstante Sammy Hagar tomaría las riendas y le daría urgencia al proyecto editando rápidamente Chickenfoot el 2009, con tremenda aprobación. Ya el año pasado reconfirmarían la continuidad de la banda volviendo a sacar el potente Chickenfoot III, nuevamente repitiendo la formula ; un rock que parece sacado de la década de los 80’s , pero revitalizado con la tecnología de esta época, y claro no escatimando en potencia.

Al otro lado tenemos a Van Halen, un resucitado grupo que luego de diversas entradas y salidas de integrantes confirmo por fin la vuelta de uno de sus miembros fundadores y principales. Diamond Dave, vuelve con todo para darle un nuevo impulso a los creadores de “Jump” o “Runnin` with the Devil”. Es que el Tapping de Eddie Van Halen no es lo mismo sin la contraparte explosiva y picante que le pone Lee Roth, de alguna manera consigue traer de vuelta la urgencia primigenia que alguna vez les diera el reconocimiento que “mas que mal” los mantuvo en pie, incluso en épocas de bastante aridez creativa. Este año lo veríamos empezar con un nuevo lanzamiento discográfico. “A different Kind of truth” que viene a ser la justificación de la restaurada formación, que incluye a Wolfgang Van Halen también (hijo de Eddie, 21 años) y se hace cargo del bajo. La placa en si ha tenido excelentes criticas, aduciendo una revitalización y puesta al día del mejor rock setentero, aun cuando el esqueleto de los temas sean mejoras de canciones no terminadas o descartadas  de fechas anteriores al 78’.

Bien sabido es que casi por norma las salidas de integrantes de Van Halen difícilmente son en buenos términos y lo de Sammy Hagar y Michael Anthony, no fue la excepción. De hecho cada vez que puede el vocalista no se refiere con demasiado afecto a Eddie Van Halen etiquetándolo incluso como “alguien que te enloquece cada día”. También ataco de lleno a la nueva producción de la contraparte, aduciendo falta de creatividad, que solo se reunieron por el dinero y que el disco de Chickenfoot le patea el trasero al DKOT.

Al final ambos están en el ruedo, y ambos con trabajos en los que asirse ¿Cuál es mejor? Eso ya entra en los terrenos de la percepción. Teniendo ambas placas posturas tan similares a ratos se hace difícil escoger cual colección es la que incendiara tus horas, no obstante ¿Qué prefieres? ¿La intensidad de Chickenfoot o el revitalizado LP de VH?. No se trata de elegir en desmedro de otro, sino simplemente de encontrar directrices para justificar estos lanzamientos ¿Qué tanto necesitaba un disco nuevo Van Halen? ¿Cuál es el propósito de Sammy?, muchas veces estas respuestas están escondidas en sus respectivos discos, acá buscaremos algunas pistas para echarnos una mano..

                                                                                                                                Por Francisco Silva

Estar aquí y ahora

 

"Los grandes ganadores de este 2011"

 

Ya lo decían los Oasis hace casi quince años, porque seria rebuscado e inmensamente injusto el no saber apreciar como corresponde la buena cosecha de la que hemos sido testigos esta temporada, así como el no vivir la música del hoy. Tal vez los referentes más visibles los encontremos en “The Black Keys” quienes se despacharon uno de los mejores albums “neosonicos” de los últimos años a pura electricidad febril, pero no solo ellos, hay muchos aspirantes a coronarse como pilares de esta naciente generación; el folk barroco de Fleet Foxes, con su bellísimo “Helplessness Blues”, My morning Jacket, quienes se mandaron un antológico “Circuital” o los mismísimos “Arctic Monkeys” quienes dan una clase de madurez rotunda para quienes desconfiaban del camino que estaban tomando con “Humbug” o ponían en tela de juicio su trascendencia hace 5 años atrás.

"Un gran año para Turner, que con Submarine y Suck it and see puso su huella en todos los radares sonicos"

Es música palpable y que esta sucediendo en estos precisos instantes, suena casi como sacrilegio  para los nostálgicos eternos. Pero incluso para ellos también fue un gran año. Los Foo Fighters, una banda grande, saco a relucir todos sus pergaminos, con el explosivo “Wasting Light”, Pearl Jam y su celebración de veinte años, que no hace sino confirmar  la buena salud de la que gozan. La resurrección discografía de Jane’s Adiction o el mismísimo tour 360 de U2, que si bien se arrastra desde hace un poco mas de tiempo, es en si mismo una de esas maquinarias inolvidables.

Pero también tuvimos perdidas, las celebraciones no solo se componen de risas . R.E.M termino su largo vuelo con un dignísimo “Collapse Into Now” dejando en el aire esa sensación de trabajo bien hecho, o también el desbarajuste de “Silverchair”, son muestras que el camino también nos quita. De todos modos, hay muchos que debiesen envidiar tan dignos finales.

"Los Black Keys son de las bandas que DEBES ecuchar si o si, en nuestros dias"

¿Y las decepciones?, bueno también las hubo y no en cantidades menores, Incubus con un “If not now, When?” bastante blando y débil, The Strokes con “Angles” donde la falta de dirección , cohesion y propuesta eran factores muy patentes. En esas materias “Coldplay” cruzo hacia terrenos neonicos y fáciles, donde el fondo quedo relegado totalmente a un segundo plano, “Mylo Xyloto da fé de ello. Y aunque duela Radiohead tampoco sale bien parado si se mira objetivamente a Kings Of Limbs, si bien se ve repotenciado con los outakes y el magnifico “From the basement”, en si mismo y con los cortes originales resultaban en una placa anodina y no demasiado brillante para lo que nos tenían acostumbrados los de  Oxford. Pero los que se llevan la corona como lo peorcito del año es la bizarra colaboración de Metallica y Lou reed en el infumable “Lulu”.

Un año movidísimo que evidentemente quedara con piezas fuera y tal vez su estela también nos tome gran parte de los siguientes meses, quedan fuera muchos aportes mas, covers del Achtung Baby, PJ Harvey, Chickenfoot, RHCP, TV on the radio, The Kills o la propositiva “Biophilia” de Bjork, es demasiada oferta para la demanda. De todas maneras, no es tiempo de detenerse se avistan muchas mas sorpresas para la próxima temporada…

Los dos mas esperados vienen de la mano de:

 “Black Sabbath” quien con formación original se apremian a iniciar gira mundial y lanzamiento de álbum y “Soundgarden” la banda del sobrenatural Chris Cornell, pronto dará a luz su nuevo trabajo que las hará de continuidad para el legado noventero.  Los Queen of the Stone Age, también se disponen a lanzar próximo disco al igual que los solidísimos Wolfmother. Como decía, da para ilusionarse. Pero no solo ellos Paul McCartney,Franz Ferdinand, Muse, Metallica  y U2, también afinan detalles de lo que podría ser una temporada tan buena como la transitada.

Un gran momento para estar aquí y ahora, el rock, folk y blues parece tomar cada vez un camino mas interesante en manos de la nueva generación sónica ¿Qué no deparara el próximo año? Difícil dilucidarlo, no obstante estaremos ahí para escucharlo..

Por Francisco Silva