Archivo | Live in RSS for this section

“No sé si llamarle recital”


Roger Waters – The Wall Live, Estadio Nacional (marzo 02, 2012)

Hace ya mucho que esta dejo de ser la historia de un ser humano, la de Roger o Syd para ser precisos y se convirtió en la representación mas clara del mundo moderno y sus miles de vicios, aquella narcisista historia de un muchacho tras un muro, se convirtió en la de los cientos y millones de Pinks que se veían así mismos insatisfechos y limitados por una educación deficiente o victimas involuntarias de guerras que no les pertenecían. En ello se transformo año a año The Wall en un cuadro  antibélico, alienado y mordaz hasta no poder. Sin embargo siempre su segunda mitad en el formato de Lp me pareció deficiente, innecesaria o bien que bajaba el nivel del disco. Roger esta ocasión me demostró el porqué de su existencia y de paso dio uno de esos espectáculos que no se olvidan mas.

Por una semana Waters tubo la atención de un país, desde reuniones políticas hasta pequeñas intervenciones que servían de aperitivo, a un ya predispuesto publico floydiano, que de alguna manera acercaba la imagen distante del bajista con las contingencias que su propia música ha predicado durante años. La previa se vivía con relajo, música de fondo entre blues, Dylan y Lennon que amenizaban una tarde esculpida para ser épica ,sobretodo con la luna de fondo e incluso para los mas románticos Venus y Júpiter titilaban en un papel secundario, con agradable clima estas últimas tardes de verano . El Nacional rebosado, destilaba calidez.

Ya mirando la cancha el cúmulo de signos que se agolpaban en el escenario con la madre, el profesor, el avión flotando en una de las esquinas del estadio o esa mujer (mantis), producía la idea que  incluso todos reunidos no conseguían opacar al muro en su extensión, es que tamaña exposición de grandilocuencia dejaban pensando que tal vez la única forma en que se imagino Roger Waters a The Wall fue esta. Incluso antes de ser grabado, para mi esa es la respuesta, ante tremendo despliegue.

No obstante lo fundamental ocurrió desde las nueve y media en adelante, cuando se apagan las luces y sumándole a la espectacularidad de In The Flesh, unos fuegos artificiales y la explosión del avión hasta entonces estática, entendimos que esto no era un recital era mucho mas….en un segundo Waters ya nos tenía en sus manos.

¿Por qué digo que es más que un recital?  Desde los juegos de imágenes que se veían reflectados en la pantalla (muralla), pasando por un sonido que inundaba los recovecos del estadio nacional con bombardeos, y escenas personificadas una a una que no hacían sino encender mas la satisfacción de quienes asistimos, porque entendíamos que esto trascendía a la etiqueta de un solo género para involucrar muchos más, arte creo le llaman, no?. Momentos emocionales de la mano de “Thin Ice” , “Mother” o la actuación soberbia en “Another Brick in The Wall”. Sin embargo los halagos los centraría en “Goodbye Blue Sky” con esa lluvia de símbolos gráficos que representa todos los medios para someter el pensamiento humano, desde el dinero, el comunismo, marcas corporativas hasta la iglesia . Parecían bombas que nos hostigaban una y otra vez. Luego “Young Lust” y “Don’t Leave me now” se cargaban de simbolismo, mas  el cierre con el muro armado y ese intermedio donde se proyectaban varias imágenes de personas caídas en guerras. Se transformaría en una expresión universal del que al final recibe el daño colateral;  Tú.

Ya la segunda parte volvería  con “Hey You” tocada totalmente tras el muro (puras señales), “No body Home” también se vería intensificada con una pieza esculpida en los ladrillos del muro. Y es aquí donde me quito el sombrero ante Roger, porque consiguió darle significación a todos esos delirios que son el segmento dos, a punta de recursos que una y otra vez volvían a sorprender. Sin embargo el clímax llega con “Comfortably Numb” en una sentida interpretación del guitarrista sobre el muro, y un R.Waters que lo finaliza golpeando la pared en uno de los efectos visuales mas grandilocuentes del que tenga memoria, tan grande como el tema mismo.

Para el cierre aquel cerdo nacido de Animals, flotaba horrendo desde “In TheFlesh?” con la maquinaria de cientos de martillos desfilando, y ese pasaje en que la música de “The Wall” se vuelve mas teatral. Tremendo el chancho comiéndose al publico en otro de esos códigos subliminales que pueblan el show. Y ya el cierre con el muro cayéndose a pedazos. Es que a un día ya de la presentación, siguen retumbando las imágenes y ante todo la Música. Lo de ayer fue una reunión de generaciones, abuelos, padres con sus hijos, muchachos de generaciones mas bajas que la mía, todos deleitándonos . Todos disfrutando de algo que fue mucho mas que un recital.

Por Francisco Silva

Fuente Imagen: Tu Medio

Thom Yorke/Atoms For Peace – Live At The Echoplex

2009 – Live At The Echoplex (Bootleg) – Thom Yorke/Atoms For Peace

CALIFICACIÓN: 9

The Eraser
Analyse
The Clock
Black Swan
Skip Divided
Atoms For Peace
And It Rained All Night
Harrowdown Hill
Cymbal Rush
Open The Floodgates 
Lotus Flower
Skirting The Surface
Judge, Jury And Executioner
Paperbag Writer
The Hollow Earth
Feeling Pulled Apart By Horses

Mejor canción: Harrowdown Hill 

Benditos sean los bootlegs. Dichosos aquellos tapers que, como buenos samaritanos, logran colar su grabadora entre las multitudes y capturan esas preciosas horas de música que, de otra forma, se perderían para siempre en el tiempo. Live At The Echoplex (Los Angeles), es el ejemplo perfecto. Lo que tenemos aquí es una joya, uno de esos bootlegs que uno agradece de todo corazón al taper que se tomó la molestia de inmortalizar la presentación, aunque sea para unos cuantos seguidores.

Si le echamos un ojo al setlist, fácilmente podemos darnos cuenta de que se trata de una presentación extraordinaria e irrepetible: el disco solista de Yorke, The Eraser, completo y en orden en la primera parte, después, cuatro temas entonces inéditos, un B-side, y esos dos singles huérfanos que son The Hollow Earth y Feeling Pulled Apart By Horses. Tentador, ¿eh? Si a eso le sumamos que entre el público se hallaba gente como Daft Punk, Matt Bellamy y Dominic Howard de Muse, Kim Gordon de Sonic Youth, Zack de la Rocha de RATM, Rick Rubin, entre otros, uno se pregunta cómo es que una presentación así logró pasar desapercibida y nunca llegó a ver la luz del día de manera oficial.

No se trata de una presentación en solitario de Yorke, pues viene acompañado de Flea (sí, el Chili Pepper) en el bajo, su viejo amigo y productor Nigel Godrich en la guitarra y teclados, Joey Waronker (quien ha colaborado con The Smashing Pumpkins, R.E.M., Beck, entre otros) y el percusionista Marco Refosco. Es decir, todo un supergrupo, que sería bautizado como los Atoms For Peace. Y este concierto fue de hecho su primera presentación como banda y proyecto alterno de Thom.

Como trabajo en solitario de Thom, me encanta The Eraser, aun a pesar de ser un álbum tan denso y abstracto. Resulta fascinante escuchar cada uno de sus temas en vivo, en versiones mucho más orgánicas y ehm…humanas. Es remarcable la forma en que la banda se las arregla para llevar al escenario temas tan electrónicos como Skip Divided y And It Rained All Night y…¡funcionan! Mención aparte merecen ciertos temas como la siempre oscura Black Swan, la acelerada versión de Cymbal Rush –mi eterna favorita del disco de donde proviene–, la maravillosa balada a piano Open The Floodgates (de la cual me sigo preguntando porqué pringaos no fue incluída en The King Of Limbs) la curiosa y primitiva versión de Lotus Flower (dos años antes de aparecer en TKOL), y, especialmente, Harrowdown Hill, que en este recital suena casi épica. Tampoco puedo pasar por alto la esquizofrénica y prometedora The Hollow Earth, ni a la excelente Skirting On The Surface (Thom Yorke + piano es siempre garantía de algo memorable).

Al tratarse de un concierto en un recinto pequeño, la calidad del audio es bastante buena, pero si algo se le puede reprochar al taper es la edición que hizo entre tema y tema. ¿porqué? porque, por alguna razón, se le ocurrió cortar ciertos fragmentos entre cada canción (es decir, los aplausos del público al acabar cada tema), lo que da cierta sensación de interrupción, de incontinuidad, como si los temas pertenecieran a diferentes presentaciones (aún cuando no es así). Es su único punto en contra, pues choca un poco con la estupenda cohesividad que de The Eraser posee. Pero aún con este ligero pecadillo se trata sin duda de un archivo sonoro invaluable, especialmente para los radiohedianos de corazón.

‘Don’t turn away. We’re really lonesome’

Por: El Hombre Mojón

”Veinte años no es nada”

Pearl Jam – Ciudad de México

Noviembre 24, 2011

No es que quiera llevar la contraria… bueno si de cierto modo por que se que estos veinte años que han pasado para esta sensacional banda son pocos relativamente a lo que ha vivido el Rock durante todas estas decadas, y se nota, tal como lo demostraron en el escenario, que estamos viendo una banda que aun tiene mucho que brindar, esperemos que asi sea ya que el exito comercial no ha sido del todo bueno los ultimos años sin embargo se trata de una banda sumanente querida tanto por aquellas generaciones que la vivieron en su mayor esplendor como por las que la conocimos gracias a lo que se decia de ella, pero veamos que esta reseña tendra mucho en comun con la de mi amigo Francisco, ya que a final de cuentas se trata de una reseña diferente de un concierto diferente con una perspectiva diferente pero de la misma celebracion, la culminacion de una gira latinoamericana que ya nos debian desde hace tiempo.

Un viaje que no se hizo nada largo hacia la capital de mi pais y que terminaria con la sorpresa de que nos habian tocado los asientos mas alejados del escenario, no me importaba a final de cuentas estaba feliz y ansioso por que Eddie y los suyos salieran a escena, disfrutamos de los cuarenta minutos donde la banda de Punk X (frustracion seria para mi ser telonero de una banda menos vieja que la mia) no paro ni un segundo para animarnos un poco, show que culmino con la aparicion de un misterioso enmascarado, todos sabiamos de quien se trataba: Mr Vedder se encontraba detras de dicho disfraz y ahora descubria su rostro para cantar un tema con la banda y asi dejandonos con los animos subidos de tono.

Mientras la banda se hacia esperar, yo solo pensaba en conseguir algo de comida por muy cara que me costara, fue entonces cuando divise a mi querida amiga Viri, la cual estaba buscando a una amiga suya, me dijo que podiamos colarnos a un lugar mas cercano y fue asi como lo hicimos enmedio de toda la confusion que se sucitaba mientras Pearl Jam al fin entraba a escena con un gran clasico del Ten: ”Release”

Al cual le seguirian gran cantidad de temas provenientes de diversos albums, de hecho no menospreciaron album alguno, los mejores momentos los patrocinaron temas clasicos como ”Corduroy”, ”Given To Fly”, ”Small Town” o ”Daughter”, hasta hubo una pequeña remembranza al proyecto solista de Vedder con ”Setting Forth” y las que levantaron el espiritu Grunge en la noche ”Even Flow” y ”Porch”, pero sin duda uno de los grandes momentos de la primera parte del concierto fue cuando todos los asistentes no dedicamos a corear el inicio de ”Betterman” para unos siete minutos memorables y muy emotivos de un tema que ya se ha vuelto excelente para plasmar muchas escenas de nuestra vida actual.

La banda nos hacia esperar un poco en un pequeño descanso en el cual todos se sorprendian: ”¿Que eso es todo?”, claro que no tan solo habia sido la mitad del show, por que ahora regresaban al escenario con ”Just Breath” momento en el cual Eddie Vedder daria un pequeño discurso para uno de sus amigos recien casados, un momento tranquilo, sin embargo cuando sono la apocaliptica ”Do The Evolution” todo el publico se dedico a rugir cada momento en que la palabra Evolution era pronunciada, vino entonces ”Black” que hizo que ya todos nos pusieramos sentimentales tanto fue asi que me atrevi a abrazar a mi compañero de al lado, los que se encontraban en la explanada lograron un gran efecto con los encendedores mientras todos tarareabamos el final, ”The Fixer” se nota que se ha vuelto clasica despues del lanzamiento del ultimo disco, y por ultimo sonaron ”Jeremy” y ”Why Go” que nos hicieron saltar y cantar segundo a segundo, himnos de una generacion sin duda alguna.

Venia otro encore mas y la entrada ahora venia dada con un tema con el que celebran su aniversario: ”Ole”, temas para ponernos sentimentales una vez mas (”Last Kiss”), temas inesperados pero a final de cuentas himnos (”Leash”), el momento cumbre donde Mike McCready nos muestra por que es uno de los grandes guitarristas de los 90s (”Alive”), el momento en el que hacen subir a escena a sus teloneros y tocan la rola mas prendida de la noche (”Rockin In The Free World”).

Momento en el cual todos se dedicaron a aventar sus vasos de cerveza, ya fueran llenos o vacios y se genero una increible lluvia de vasos que duro mas alla de la cancion, sin embargo Eddie vino a decir de cierta forma bajenle a su desmadre un poco que este concierto esta por terminar, llego ”Indifference” un tema que resulto plenamente emotivo, entonces cerraban con el final por excelencia: ”Yellow Ledbetter” un tema que era recitado por Vedder de una manera completamente distinta a como suena en estudio, tal como acostumbra a hacerlo en cualquier presentacion en vivo, pero aun asi todos no dejabamos de tratar de corear cada palabra, las luces se habian prendido y todos volteabamos unos a otros para darnos cuenta que estabamos ahi reunidos por un mismo motivo a pesar de todas las diferencias que encontramos en este pais.

El momento culmino con McCready emulando a un Jimi Hendrix perdido en este universo, pero estoy seguro que por unos segundos su espiritu se hizo presente y nos recordo que el Rock siempre sera significado de union, valio la pena haberme quedado sin dinero, el tener que conseguir los boletos de ultimo momento, morir de hambre y sed, para ver a un Eddie Vedder que no paraba de tomar de su botella de vino cancion a cancion, a un McCready que nos hacia vibrar con cada nota de su guitarra, asi como a Stone Gossard, Jeff Ament y Matt Cameron que forman parte de una de las bandas mas impresionantes de los 90s que una vez mas han dejado todo su aliento en este pais.

          Setlist

  • Release
  • Last Exit
  • Severed Hand
  • Corduroy
  • Given To Fly
  • Brain Of J.
  • Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town
  • Faithfull
  • Even Flow
  • Setting Forth
  • Unthought Known
  • Red Mosquito
  • Daughter
  • Of The Earth
  • Nothingman
  • Better Man
  • Porch
  • Just Breathe
  • Off He Goes
  • Do The Evolution
  • Black
  • Spin The Black Circle
  • The Fixer
  • Jeremy
  • Why Go
  • Olé
  • Last Kiss
  • Leash
  • Alive
  • Rockin’ in the Free World
  • Indifference
  • Yellow Ledbetter

Foto: Pearl Jam Comunidad Mexico

Miguel Hdz

“Veinte años lo es todo”

Pearl Jam – Santiago, noviembre 16, 2011

Acudí a una celebración, esa es la mayor idea que me queda luego de haber asistido el miércoles pasado al estadio monumental, donde Pearl Jam aterrizo por segunda vez en Chile. Es que másallá de la obviedad que entrega este veinteavo aniversario de la banda, celebrado con documentales, giras y dèmases, queda el irrefutable sabor cuando se les presencia, que realmente ellos sienten que le deben mucho a su público y lo compensan con actuaciones impecables, saliéndose del libreto, homenajeando a sus propios héroes etc (no sabes con que te vas a topar, pero si sabes que será muy bueno). Logran transmitir esa sensación de alegría al momento de ejecutar. No todas las bandas se mandan un setlist de 31 temas, dando lo mejor de si en cada una, para fortuna del público, los de Seattle lo consiguen.

Como siempre la organización dejo mucho que desear, sobretodo tomando en cuenta la dificultad en los accesos que hubo, provocando que muchos saltasen las rejas y uno que otro disturbio, menos mal que el calor aún no hace acto de presencia como suele suceder en estas fechas próximas al verano o si no el relato tendría matices un poco menos agradables. La escenografía sin ser apantallante, cumplía para dar un buen show, no es indispensable estructuras mastodónticas, si con una buena actuación se pueden llenar mas espacios.

El sol se ponía cuando apareció la banda telonera “X” a quienes he de reconocer no conocía, tuvieron una actuación limpia, tendiente al punk y con palpitaciones sonoras bien pegadizas, pese a ello no consiguieron prender demasiado a un público con una fuerte tendencia a las camisas de leñador y que había esperado mucho tiempo para ver a la banda principal. Sin ser irrespetuosos con los teloneros pero tampoco asimilando en exceso la música de estos, la idea que queda es que el único instante donde consiguieron exacerbar los ánimos de todos, fue cuando invitaron a Eddie Vedder, momento enque pasamos de la quietud a una incineración total, y solo una muestra de lo que vendría.

El setlist propiamente tal, tubo una variedad inusitada, si bien siempre quedan canciones fuera, esta vez la inclusión de una gran cantidad de covers le dio un matiz distinto a lo que podía preverse (si es que hay posibilidad siquiera de predecir algo). El inicio casi-mágico y quieto con “Unthought Known”, ya invitaba a disfrutar de lo lindo, aunque la seguidilla de canciones que le secundo destilaban energía, “Why go”, “Animal” y “Do the evolution” sirvieron para botar las tensiones y entregarse de lleno a saltar, gritar o el verbo que prefiriesen para exacerbar sus animos.

Momentos hay demasiado para enumerarlos todos, algunos menos memorables que otros, en particular uno antes  de “Elderly Woman” en que la euforia del público estaba aplastando contra las rejas a las personas de mas adelante, por lo cual Eddie pidió de inmediato que se calmaran un poco y retrocedieran , por un momento paso rápido por mi mente cierto incidente previo a la realización del “Riot Act”, pero solo por un momento. Los clásicos volaban uno tras otro, la honestidad de “Corduroy”, la potencia de “Evenflow” incluso lo sincero de “Daughter” con ese final reproduciendo el floydiano “….we don’t need no education, we don’t need no thought control”, que llegaba de lleno asociado al conflicto estudiantil tan en boga en nuestro país. No dejaban chance para preocuparse de fantasmas pasados.

Pasando de sorpresas (“Cropduster”) a himnos (“Given to fly) canciones desnudas pero repletas de una riqueza interpretativa que lucían como actor principal (“Setting Forth” “Nothingman”), se acabó la primera parte del show , con un coreado hasta las entrañas “Jeremy”, dejando lugar al Encore y luego lo que fue para mi uno de los trechos más espectaculares del que tengo memoria

Desde la lacrimógena “Just Breathe”, el homenaje a su amigo Johnny Ramone con la espléndida versión de “I Believe in Miracles”, no dejaba lugar a quejas, menos con la portentosa “WWS” que como un tornado bajó para devolvernos al vértigo. “Last Kiss” nos dejaba caer una sorpresa con un afortunado, que subió al escenario para tocar con Gossard y McCReady, beber de la botella de vino de Vedder y de paso cumplir el sueño de muchos de esta nación rockera en la que PJ cumple un papel elemental. El tinto de la noche permitió la evocación perfecta para una sentida interpretación de “Black” y un impulso para la estirada y garagera versión de “Rearviewmirror”, que sonó sencillamente urgente y poderosa, cerrando este esplendido fragmento de la presentación.

El recital ya terminaba las luces encendidas de las torres asi lo indicaban, mas PJ seguía dando todo de si, “Once”,”Alive”, “Betterman” o ese notable cover a The Who, daban muestras que esto se disfrutaba hasta el último segundo, frase que fue corroborada una y otra vez con “Yellow Ledbetter” que llego a calmar las ganas de muchos, varios de mis compañeros entre otros y cerrar el maratónico setlist.

Para el final, recalco la sensación con la que abría este texto, Pearl Jam está celebrando y consecuente a lo que siempre han predicado, los principales beneficiados son el público. Show de largo aliento, en que las ejecuciones suenan llenas de tesón, una mancomunion entre publico-banda, en que la fidelidad no se rompe con nada, menos con ese lazo de canciones impregnadas en el inconsciente nacional tan deudor de los noventas, como si hubiesen pasado solo ayer, y una vez más aludiendo a las viejas tradiciones de este país; “como el vino esta banda solo ha ganado con el paso de los años”. Me doy por pagado.

            Setlist

  • Unthought known
  • Why go
  • Animal
  • Do the evolution
  • Ole
  • Corduroy
  • Elderly Woman Behind The Counter In A Small Town
  • Cropduster
  • Evenflow
  • Daughter
  • Setting Forth
  • I got shit
  • Given to fly
  • Nothingman
  • Public Image
  • The fixer
  • Jeremy
  • …………….
  • Just Breathe
  • Down
  • I Believe in Miracles
  • World Wide Suicide
  • Last Kiss
  • Black
  • Rearviewmirror
  • ……………
  • Once
  • Better Man
  • Crazy Mary
  • Alive
  • Baba O’Riley
  • Indifference
  • Yellow Ledbetter

Fuente de la foto : RockNVivo

Por Francisco Silva