Tag Archive | ZZ Top

De la Z a la A :Capitulo I: “Precious and…hot??”


ZZ Top – Tres Hombres (1973)

Ser iconoclasta no da resultados cuando tenemos determinadas cosas tan sencillas como un buen manojo de riffs delante de nuestros oídos. Es que hay ciertas ramas del rock que toman caminos tan directos que retornan sin contratiempos a esa raíz básica del mismo; aquella que disfruta de las chicas, el whisky y una buena dosis de guitarreo pedregoso. En esa lid ZZ top difícilmente tenga demasiadas trabas para desenvolverse con la soltura que lo hacen, lo suyo está marcado a fuego en una escuela poco pretensiosa, pero tan sólida honesta y riffera que el divagar más, seria insultar el significado mismo de sus canciones.

Para 1973, este trio de barbudos y excéntricos texanos nos entregan un disco tan rico en un rock medular y con varios clásicos del género a cuestas que el desmenuzarlo se vuelve casi un ejercicio inútil. Es que detallar temas como “La grange” es una cuestión tan compleja como endiablada. Son canciones para sentirlas, sus estructuras simples pero instantáneas tienen un efecto que provoca empatía de inmediato. Difícil pillar en otro cancionero una composición tan cliché pero tan imperecedera como la antes mencionada. Lo cual ¿es malo? Yo contestaría, con un ¡imposible!. En muchas ocasiones este tipo de escuela se ve atacada por una serie de detractores que la acusa de simplista, o poco imaginativa lo cual a todas luces es unacritica básica y bastante desencaminada. Las respuestas cortas tienen mas contenido que una larga perorata insustancial. De eso saben grupos como AC/DC que usan el mismo truco con quienes rebuscan demasiado en su musica y a la vez jugar unas cuantas bromas para quienes no se los toman en serio. Esto no es ser hedonista, esto es hacer buen rock y sobrevivir al intento por medio de lo importante;canciones.

Aparte a todas luces es la creatividad a la hora de crear riffs y un limpio esquema hardrockero donde radican las virtudes de ZZ top, mas adelante buscarían sonoridades contemporáneas incluyendo escarceos con teclados y dèmases artilugios tecnológicos que como efecto consiguieron distorsionar y poner rebuscado algo que ellos manejaban; ir al hueso. Son contados los larga duración que puedan atraparte desde el principio;mérito de sobra para “Waiting for the bus”, el que te asocie al instantes imágenes sonoras (no solo por estos barbudos señores sino por toda la propuesta) con ese baño de destilado, solo puede ser correspondido gozando las canciones; cuestionarse sobre la trascendencia es inútil y (otra vez) rebuscado.

Combustiones lentas y otras mas radicales como“Beerdrinkers and Hellraisers” inserta en el LP una tempestad de electricidad que redefine la sensación de vértigo.Las voces se coordinan para que la guitarra se luzca y de una espléndidacátedra, pero para potenciar la mezcla van un poco másalla con la sequedad ejecutante de “Master of Sparks” y claro una buena balada sentida como “Hot,Blue and Righteous” que vienen para llenar una receta hasta el momento perfecta.

Al mirar el interior del disco se pueden ver, fotografías de comida picante, casi como una sugerente idea del trasfondo musical, que si bien se pierde un poco con el hasta bailable “Move me on down the line” se retoma con una tendencia casi belicosa en “Precious and Grace” tal vez uno de los momentos de mayor aspereza del “Tres Hombres”, la guitarra no suena..aúlla y hasta amenaza con morder si se es descuidado.Y mas que un mordisco, un disparo en la sien es lo que te llevas con“La Grange”, si es que hay un riff reconocible en cualquier parte del mundo, es este . La idea central es tan grande que evidentemente se come las demás características que van pintando la canción, solos a toda velocidad, introcool, nada parece al azar en eloctavotrack, sin embargo lo que queda en la retina sónica es y siempre será, ese bendito riff sacado de algún recoveco inspirado. Lo único contraproducente tal vez, es que es tan grande a nivel de misticismo, que termina opacando a las demás rolas, pero no se puede culpar a ZZ Top por hacer una gran canción ¿o si?

Luego de esa pasada obligada (moralmente) el final se aligera un poco, ”Sheik” y “Have you Heard?” disminuyen la fricción presente en el disco, pero ajustan un poco la cohesión con temas calibrados, que dan una salida que apuesta mas por la suma del todo, que por un deslumbramiento individual, no obstante si hay baladas que llenen espacios sin rellenar…esas son estas dos…y no hay mas!

Tres Hombres, casi conceptualiza la imagen de “power trio”,una cantidad que es necesario multiplicar por una infinidad de electricidad y actitud , un factor que no se aprende, si no que chorrea por las venas de Gibbons, Beard y Hill. Como pálpitos que vienen a quedarse alojados, mientras los cigarros y las cervezas corran en un mar de música y ambiente.Bueno, siendo justos persisten mucho más, después de todo esa es la principal característica para etiquetar un buen disco o no?.  Otra pregunta mas, pero recorriendo un álbum así, uno ya empieza a preguntarse el por qué hay que cuestionarse tanto?. Si uno lo único que pide al final de una placa clásica; Que no se olvide y que tenga al menos tres o cuatro canciones tostadas a fuego, si con eso basta, pues acá lo encuentran.

Francisco Silva

Anuncios